Transparencia 3.0

Naldy Rodríguez

México ni Veracruz tendrán primera dama. En el primer caso por decisión, en el segundo por ausencia, pero sin duda será un hecho inédito en la historia reciente del país.

Podría ser un buen momento para replantearse la figura de la Primera Dama, que como define  la RAE es en algunos países la esposa del presidente de la nación. Y como señala Wikipedia, es un término ceremonioso, donde la consorte  no devenga un salario u otra compensación, pero debe cumplir ciertas funciones de carácter protocolario como acompañante del Ejecutivo federal o estatal.

Sara Sefchovich relata en la Suerte de la Consorte  la vida de las cónyuges de los presidentes del siglo XIX y XX…  hasta Margarita Zavala. Y son pocas las que realmente se han dedicado a la política y labor social, la mayoría han sido mujeres relagadas a la casa y a los eventos sociales.

A unos meses de concluir el sexenio, Angélica Rivera ha terminado de acuñar el término de Primera Dama frívola, preocupada en aparecer en las portadas de la Revista Hola, con ropa de marca, y eso sin contar el escándalo de la Casa Blanca. Siempre acompañando a su esposo en eventos de realce nacional e internacional.

Ahora Beatriz Gutiérrez Müller no quiere ser Primera Dama de México, aunque está casada con Andrés Manuel López Obrador. Incluso, amenaza con acabar con esa figura.

De 49 años de edad y con  estudios de doctorado, la periodista ha hablado de “feminizar” la vida pública, de seguir una política incluyente, de respaldar pero no usurpar las funciones de su marido.

"Tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente. Pongamos fin a la idea de la primera dama porque no hay mujeres de primera ni de segunda", dijo sobre el tema en un mitin en el sur del estado.

En el caso de Veracruz, las últimas tres primeras damas han sido Christiane Magnani de Alemán, ex Miss Universo de origen francesa; Rosa Margarita Borunda de Herrera, nieta del exgobernador de Chihuahua Rodrigo Quevedo Moreno; y Karime Macías de Duarte, proveniente de una familia de clase media-alta del sur de Veracruz. Las tres, esposas de gobernadores priístas, las dos primeras sin mucho arraigo en el estado, la última, la más joven al llegar al poder.

Magnani representaba para muchos una figura decorativa, el rostro bonito de un gobierno "moderno"; mientras que Rosa Borunda, se distinguía por el apoyo que siempre brindaba a su marido, incluso atrás de él tomando decisiones.

A Karime la señalan como "pieza clave" de la red de corrupción que tejió su esposo en el sexenio anterior. Incluso, han advertido que ella fue la artífice del gran robo  a Veracruz. A mi esa versión me resulta un poco misógina, y no porque la crea inocente, sino porque considero que el primer y gran responsable es precisamente Javier Duarte.

En unos meses, el escenario polítio-electoral en Veracruz será otro. El próximo gobernador, Cuitláhuac García Jimenez -con 50 años de edad- no se ha casado, y como él mismo lo ha confesado: sin novia a la que dedicarle tiempo. Así que nadie ocupará el mote de Primera Dama ni ocupará la presidencia del Patronato del DIF Estatal.

Solo designará a una mujer, que sea madre, solidaria y sensible, como Directora del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, para que pueda atender las necesidades de la población más vulnerable.

 

+++

Muy cerca de convertirse en Primera Dama estuvo Paty Lobeira, esposa de Miguel Ángel Yunes Márquez. Durante campaña, asistió  a varias giras en ciudades y zonas rurales de Veracruz. Hombro a hombro aparecían en las fotos, cercanos a los niños, mujeres y adultos mayores.

Es licenciada en Derecho por la Universidad Cristóbal Colón y fue finalista para ser la chica E! México, tamvién ocupó dos veces la presidencia del DIF Municipal de Boca del Río.

Después de la votación, se difundieron en grupos de whatssap,  supuestas capturas de pantalla que contenían conversaciones de  Paty en Instagram y Facebook.  Resulta difícil de creer los comentarios "clasistas" que escribió a seguidores de Morena, tras la intensa campaña que vivió y la cercanía con gente que vive otra realidad. Supongo que también fue el momento y el enojo que sentía por los resultados adversos.

 

Twitter: @ydlan

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.