Un Orfis al margen de la política, pugna Iván

Un Orfis al margen de la política, pugna Iván

26 junio, 2019 Off By SPI Veracruz

Xalapa, Ver. 26 de Jun. (SPI).- El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) debe entrar a una etapa de modernización digital, a una revisión de pruebas anticorrupción y regresar a su lado técnico y dejar su aspecto político, consideró el aspirante a Auditor General, Iván López Fernández.

Aunque está a la espera que salga la convocatoria para competir a ocupar el cargo de Auditor General del Estado, el ex funcionario estatal reconoció que al Orfis, como toda entidad, se le deben hacer pruebas de corrupción, así como una modernización para mejorar sus procesos de auditoría.

“A mi manera ver, dicho por el Auditor General (Lorenzo Antonio Portilla Vásquez) en diferentes ocasiones, es que el Orfis se tiene que modernizar, se tienen que utilizar más medios digitales, no de los sistemas de esos que se hablan (como el Sigmaver), así como lograr convenios importantes”, dijo.

Agregó que el Orfis debe dar resultados, pues “hay un eslabón entre la parte técnica y la parte jurídica que nadie está atendiendo. Palabras de contadores ir de la mano con fiscales para que puedan tener todos los elementos, previstos de legalidad”.

Señaló que el trabajo del Orfis se limita solamente a entregar informes de cuentas públicas, pero no existe un seguimiento en la cuestión legal y se ventilen casos de servidores públicos.

Entre los aciertos del Orfis, Iván López reconoció que ha sido su permanencia; empero, precisó que la dependencia quiere dar una cara técnica, cuando realmente tiene dos: la técnica y lo político.

“Hoy en día el Orfis está muy influenciado por lo político y ya es hora de que se regrese a su base técnica. Lo político hay que dejárselo a los políticos. Pero cada vez está más infiltrada la política”, afirmó.

Respecto al papel que ha realizado la Fiscalía General del Estado ante las denuncias presentas del Orfis por presuntos daños patrimoniales de dependencias del gobierno estatal, el ex Contralor del Estado dijo que respeta la institución y, consideró que tratan de hacer lo mejor.

“El problema de las denuncias del Orfis es la falta de seguimiento. Me ha tocado vivir la experiencia del seguimiento y siempre las fiscalías siempre requieren el apoyo del técnico de la traducción de una auditoría a los temas del aspecto legal y aplicación de la ley”, precisó.

Aseguró incluso que las denuncias que actualmente yacen en la FGE no van a prosperar, “porque hace falta ese eslabón (de seguimiento) y nadie quiere hacerlos. El Orfis se limita a presentarlas”.

Por cuanto hace al papel del Congreso del Estado en el eslabón del proceso de auditorías, en donde diputados toman decisiones permisivas a favor de ciertos entes públicos, pese a las pruebas técnicas del Orfis de un presunto daño patrimonial, el ex servidor duartista consideró que sólo se limitan a hacer su papel.

“La ley es muy específica de la Comisión de Vigilancia; considero que hay precisar funciones. La cuenta pública se entrega a la Comisión de Vigilancia y ésta la regresa al Orfis y una vez que hace los cambios solicitados, acaba el trabajo del Orfis; haciendo querer ver que ellos (diputados) son los culpables”, expuso.

Por cuanto hace a sus aspiraciones para dirigir el Orfis, el ex Contralor General del Estado en los dos primeros años del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, afirmó que jamás ha sido señalado de actos de corrupción y que dejó esa administración al detectar que estaban haciendo mal las cosas.

“Al inicio pareció que podría hacer un buen trabajo, las condiciones al final por la intromisión de la parte política, las estructuras que operan debajo de las partes legales; te das cuenta que las condiciones poco a poco empiezan a desaparecer”, denunció.

Los dos primeros años donde yo me hice cargo de los resultados, las tendencias de fiscalización me pueden asegurar a mí que no hubo un desmán del tamaño que al final hubo.

“Todos los problemas empezaron y se lo aclaré al gobernador (Javier Duarte de Ochoa) a partir de que no hubo supervisión directa de cada funcionario de todo nivel”, recordó.

Afirmó que como Contralor General del Estado si procedió a denunciar a los responsables en su momento e incluso, “lo puse al tanto de las cosas (al ex gobernador Duarte de Ochoa) y al entonces titular de la Auditoría Superior de la Federación”.

“Conclusión no pasó nada, en el tema específico de las cuestiones de los recursos personales, yo en lo personal, no como Gobierno del Estado, tengo iniciados a más de seis secretarios de aquella época y no ha pasado nada”, agregó.

De llegar a ocupar la titularidad del Orfis, afirmó que nunca ha pertenecido a grupos partidarios ni tiene afiliación a ningún partido político ni lo está buscando.

“Yo no quiero ser diputado, ni presidente municipal, ni nada. Pero lo que sí sé es a mí nadie me ha dicho que soy un inepto, nadie me ha dicho que yo me robé algo, nadie lo ha podido acreditar; sin embargo al otro lado las clásicas injurias y mucho de eso tiene que ver con esas estructuras que se sienten amenazadas”, comentó.

Por último, dijo que sabe cómo hacer su trabajo, sabe guardar su independencia, ni le debe lealtades a nadie ni a ningún partido político; aunque de Morena, dijo que apenas está iniciando y hay mucho camino que deben andar.

“Me gustaría participar en aras de ese esfuerzo, no afiliarme a Morena; recordemos que el Orfis es autónomo y permite esas acciones, reflejadas en los anales de una auditoría”, concluyó Iván López.

Compartir:
  •  
  •